Sudamérica

Contaminación por Pesticidas en Uruguay

Una comunidad rural envenenada

Paso Picón es una aldea de trescientas personas, ubicada a solo cincuenta kilómetros de la ciudad capital de Montevideo. Adriana Pascual, una maestra de escuela y madre de dos, se trasladó de la ciudad a Paso Picón, en busca de una vida más sana en el campo.  Lo que ella y su familia encontraron en vez fue enfermedad ocasionada por exposición a pesticidas. El hogar de Adriana está en las inmediaciones de una granja grande en la que se aplican pesticidas frecuentemente. Ella sufre de faringitis y esofagitis, y una reducción drástica de su nivel de enzima colinesterasa, todos marcadores claros de envenenamiento por pesticidas.  La hija pequeña de Adriana, como casi todos en Paso Picón, sufre de problemas respiratorios persistentes.

Otros, como Ariel Gulpio, tienen problemas de enfermedades aún más serios. Ariel vive a cien metros de las granjas grandes. Hace algunos años, mientras trabajaba en su jardín, estuvo expuesto a un material polvoso blanco que estaba siendo rociado en una granja vecina, pero fue transportada a su jardín por el viento. Una hora después, él fue enviado al hospital con problemas respiratorios serios. La exposición a pesticidas llevó a una inflamación de su hígado y vesícula, que tuvo que ser extirpada, y sufrió de daños permanentes a otros órganos.

Cultivos GM llevan a fumigación con pesticidas

Los productos agrícolas de Paso Picón tradicionalmente consistían en vegetales cultivados en pequeñas granjas familiares.  Esto comenzó a cambiar en 2003, con la introducción de cultivos de soya y maíz genéticamente modificados (GM) en Uruguay. La introducción de estos nuevos cultivos llegó mano en mano con el uso de pesticidas a gran escala, como ser el glifosato (Roundup) y 2,4-D. Sin embargo, la introducción de estos pesticidas no estuvo acompañada por leyes y reglamentación adecuadas que rigiesen la aplicación de plaguicidas en áreas rurales habitadas.

Los productores locales de soya genéticamente modificada sostienen que el área es rural y los reglamentos de pulverización aplicables a dichas áreas rurales no prohíben a los productores la pulverización con pesticidas dentro de los límites de sus propias propiedades. Por lo tanto, la presencia de una residencia privada o escuela en la propiedad adyacente no necesita tomarse en cuenta. 

El problema persiste

En ocasiones numerosas en varios años pasados, los residentes de Paso Picón se han quejado de la situación a las autoridades de agricultura y salud uruguayas con poco o ningún éxito. Los productores han sido multados, sin embargo la fumigación ha continuado. El gobierno le ha explicado a la comunidad que de acuerdo a la reglamentación, está prohibido aplicar pesticidas dentro de trescientos metros de “centros urbanos y semiurbanos poblados,” pero que Paso Picón, con tan solo cuarenta hogares, no entra dentro de ninguna de estas categorías.

Sin embargo, el problema de envenenamiento por pesticidas en Paso Picón es tan serio que un funcionario gubernamental que fue al lugar a investigar terminó en el la sala de emergencias del hospital, habiendo sido fumigado con pesticidas durante su inspección de campo.

Un juicio para mejorar las reglas

La combinación de productores descuidados y provocadores, reglamentos poco claros, y la falta de voluntad política por parte de los reguladores dejó a la comunidad sin otra opción que llevar el problema a las cortes uruguayas. En su demanda, entablada en 2018 contra el gobierno y un productor acaudalado que es el mayor infractor, los pobladores buscan reparaciones por los daños a la salud que se les han infligido y por la pérdida de los cultivos orgánicos. Lo más importante, ellos buscan un fallo de la corte que establezca que la fumigación con pesticidas sea regulada o prohibida si afecta a áreas habitadas, sin importar si las áreas habitadas están rodeadas por grandes granjas.

El problema que enfrentan los residentes de Paso Picón es común, pero no es abordado con frecuencia en Uruguay. Esto probablemente explica la atención mediática sustancial que la demanda ha recibido, por la cual los pobladores y sus abogados han sido invitados a entrevistas televisivas y los periódicos también han publicado artículos. El juicio y la atención mediática están contribuyendo a un debate a nivel nacional muy necesario sobre el problema generalizado de la mala aplicación de pesticidas, la cual, con suerte llevará a una solución para la gente de Paso Picón y todos los demás expuestos irrazonablemente a pesticidas en todo Uruguay.

Todos Casos en Sudamérica